Categoría: Belleza

¿Qué es el Colágeno?

El colágeno es una proteína que representa aproximadamente el 25% de todas las proteínas del cuerpo. El colágeno es el encargado de formar fibras resistentes y flexibles (fibras colágenas), a los distintos tejidos del cuerpo como: hueso, cartílago, ligamentos, músculos y piel. Es por eso que acá te contamos cuáles son las formas en que puedes consumir colágeno de forma suplementaria y sus beneficios.

¿De que forma puedo suplir la producción de colágeno?

Existen varias formas hoy en día para suplir la producción de colágeno y sus efectos:

  • Inyección: tiene una duración aproximada de 3 meses. Se recomienda no abusar de esta forma, ya que el cuerpo se vuelve “flojo” en la producción natural de este.
  • Cremas cosméticas y naturales: las cremas cosméticas son las menos recomendables, ya que es difícil la absorción del colágeno de esta forma (las moléculas son muy grandes). Se recomienda estimular de forma natural a través de cremas en base a aloe vera, sábila o miel de abeja.
    Tip: se recomienda aplicar estas cremas después de la ducha, cuando los poros están dilatados y a través de pequeños masajes se ayuda la absorción.
  • Suplementos: los suplementos no son colágeno en sí, sino que son complejos de aminoácidos (moléculas que conforman las proteínas). Son un aporte “extra” entregado al cuerpo para la mayor producción de colágenos.
    Tip: se recomienda tomar los suplementos en ayuno y acompañarlos con una dieta balanceada.

Ahora ¿Cuáles son los beneficios de esta proteína? ¿Por qué debería comenzar a tomar este suplemento?

– El principal beneficiado con la presencia de colágeno es nuestra piel; el colágeno mantiene la unión celular, conservando la tonicidad (previene arrugas), previniendo la aparición estrías y celulitis.

– Ayuda en la prevención de la Osteoporosis, como dijimos es un componente importante de nuestros huesos.

– Alivia síntomas de artritis.

Nuestro cuerpo genera de forma natural colágeno, pero al llegar a cierta edad (30 – 35 años), la generación de esta comienza a declinar, se dice que la producción natural de colágeno disminuye en un 1% anual, desencadenando los signos de la edad como la flacidez de la piel y las temidas arrugas.

Por eso, si estás llegando a la tercera década, quizás quieras considerar la información que te entregamos acá.

La importancia del agua

Se acaba el invierno, y con esto llega el sol, aumentan las temperaturas y el consumo de agua aumenta a niveles impresionantes. Pero ¿sabes realmente cuales son las virtudes de esta en nuestro organismo? ¿Y la importancia que tiene y debe tener durante todo el año?
El agua es esencial para la vida y la absorción de nutrientes, no por nada aproximadamente el 65% de nuestro peso corporal corresponde a agua. ¿Sabías, por ejemplo, que el músculo se compone de un 76% de agua? Es por esto por lo que cada célula de nuestro cuerpo necesita de agua para sobrevivir.
Así que pon atención, porqué aquí te contamos sus beneficios en nuestro organismo y el porqué debes consumirla diariamente.
• Articulaciones y Cartílagos, el agua funciona como un lubricante natural, disminuyendo la rigidez y permitiendo un movimiento más fluido, ya que a falta de esta puede provocar dolor y conducir a lesiones y artritis

• Regulador de la temperatura corporal: el exceso de calor se disipa por medio del sudor de la piel, manteniendo la temperatura en niveles óptimos para el funcionamiento de nuestro organismo.

• Elimina toxinas del cuerpo: transporta desechos a través del sudor y la orina.

• Regeneración de tejidos: hidratando y aumentando la elasticidad lo que ayudara al mantenimiento de tu piel, retardando los signos de envejecimiento.

• Previene el estreñimiento: mejorando los movimientos intestinales, eliminando de mejor manera los desechos.

• Mejora el estado de ánimo: el buen funcionamiento del organismo envía señale positivas al cerebro, por ende, tienes más energía.

• Potencia el sistema inmune: el agua hidrata las mucosas de garganta, nariz y pulmones, disminuyendo las posibilidades de infección.
Se dice que perdemos aproximadamente 2 litros de agua diarios, es por esto por lo que se recomienda tomar de 8 a 10 vasos de agua al día, para mantener tu cuerpo hidratado y un buen funcionamiento de tu organismo.
Nuestro cuerpo es nuestro templo por eso debemos cuidarlo, y ya sabes los beneficios del agua, así que ¡Salud!

Cuidados de tu rostro en invierno

Las bajas temperaturas pueden afectarnos en muchos aspectos, sobretodo en la piel, que es la más expuesta a los cambios climáticos, siendo la zona más sensible a las bajas temperaturas nuestro rostro (mejillas y labios) y en segundo lugar el cuello, escote y manos. Es por ello que hay que tomar en cuenta ciertos consejos básicos o tips clave para que nuestra piel permanezca sana y así luzca fresca y radiante:

1.- Hidratación interna: ¡Fundamental!
Nos cuesta tomar más agua en invierno, pero no hay que olvidarlo. Nuestra piel recibe la hidratación desde el interior, no sólo a través de los productos que nos aplicamos a diario. Debemos beber al menos 1,5 litros de agua al día para mantener el equilibrio interno de agua. Y si haces deporte, debiera ser mayor la cantidad de agua al día.

2.- Hidratación externa: ¡Elegir la crema de día, contorno de ojos y crema de noche correctas es la clave!
Todas las pieles son diferentes (pieles secas, grasas y sensibles) y dentro  de cada tipo, hay diferentes edades y cuidados en los que nos tenemos que fijar. Para este caso, lo mejor es consultar con un profesional que pueda guiarnos adecuadamente y tener la constancia del uso de las cremas junto con la limpieza diaria del rostro (día y noche) antes de aplicarlas.

3.- Protección solar: ¡En invierno también debemos protegernos de los rayos UV!
A pesar del frío y los días nublados, la radiación solar en invierno sólo disminuye un 10%, por lo tanto el uso de protector solar de factor 30 o más es indispensable, ya que los daños producidos en la piel son acumulativos.

4.- Alimentación: ¡Consumir frutas y verduras!
Favorecer el consumo de alimentos ricos en vitamina C, carotenoides y antioxidantes para ayudar a eliminar los radicales libres que contaminan la piel y a protegerla de los rayos UV.

5.- Tratamientos:
El invierno es la época del año ideal para realizarse tratamientos faciales despigmentantes como los peelings químicos y mecánicos (microdermoabrasión o punta de diamantes), ya que al someter la piel a tratamientos algo más abrasivos, ésta necesita aún más del cuidado del sol.

Además no debes olvidar realizarte limpiezas profundas de rostro, para que nuestra piel respire y los productos que utilizamos puedan hacer su efecto de manera correcta.

¡Sigue estos tips básicos y notarás la diferencia!

 

La importancia de mantener la piel de tu rostro limpia y hidratada todo el año

Mantener el hábito de limpieza e hidratación de nuestra piel más allá de un beneficio estético, nos hace lucir más saludables y ayudamos a que se mantenga oxigenada y reciba adecuadamente todos los cambios del medio ambiente durante todo el año.
La piel al ser el órgano más grande del cuerpo humano, esta constantemente expuesto a los cambios climáticos, como el frío, el calor y la polución. Es por esto que requiere de nuestra atención, realizándonos cada dos meses como máximo una limpieza profunda y limpiarla día y noche en nuestras casas.

La higiene facial o limpieza consigue eliminar las células muertas que se encuentran en la capa más superficial de la piel. Es ahí donde actúan distintos factores externos contaminantes, haciendo que nuestros poros se obstruyan e impidiendo la correcta hidratación y oxigenación.

Todos poseemos diferentes tipos de piel (grasas, secas, sensibles y mixtas) por lo que cada una se debe tratar y mirar de diferente perspectiva.
A la hora de realizarte una limpieza en “Salud Ü Fitness”, evaluamos tu tipo de piel y realizamos los pasos correctos y productos adecuados según tu tipo de piel. Así también conocerás a cual correspondes y te educaremos en el uso de productos adecuados y pasos de aplicación en tu hogar.

No dejes que pase el tiempo, no hay edad descrita de cuando empezar a cuidarte la piel de tu rostro. Mientras antes comiences es mejor y tu piel se sentirá agradecida.