Ciudado Corporal

CELULITIS: Conoce sus tipos y grados

Celulitis: Conoce Sus Tipos Y Grados - Centro De Estetica Integral En Las Condes

La celulitis, técnicamente denominada Paniculopatía Edemato Fibroesclerótica (P.E.F.E.), es un problema común de la piel que afecta principalmente a las mujeres, con una incidencia del 90%. Esta condición se desarrolla por factores como la mala circulación sanguínea, el edema, la acumulación de grasa y la fibrosis futura. Se manifiesta con la apariencia de hoyuelos o piel de naranja en áreas como los muslos, caderas, glúteos y abdomen, donde se tiende a acumular más grasa.

Existen diversos factores que favorecen su aparición y empeoramiento, entre ellos:

  • Genéticos: La predisposición genética juega un papel crucial. Si tienes antecedentes familiares, es más probable que desarrolles celulitis.
  • Hormonales: Cambios hormonales durante la pubertad, embarazo, menopausia o por el uso de anticonceptivos orales pueden influir en su aparición. Hormonas como el estrógeno y la progesterona afectan la estructura de la piel y la distribución de la grasa, contribuyendo a la celulitis.
  • Alimentación: Una dieta rica en grasas saturadas, carbohidratos refinados, azúcares y sodio puede empeorar la celulitis al contribuir al aumento de peso y la acumulación de grasa.
  • Sedentarismo: La falta de actividad física y un estilo de vida sedentario pueden favorecer su desarrollo. El ejercicio regular puede mejorar la circulación sanguínea, fortalecer los músculos y reducir la acumulación de grasa, lo que disminuye la apariencia de la celulitis.
  • Ropa ajustada: El uso constante de prendas ajustadas dificulta la circulación sanguínea y linfática, favoreciendo la retención de líquidos y toxinas en la piel.
  • Tabaquismo: Fumar daña el tejido conectivo de la piel y afecta la circulación sanguínea, empeorando la celulitis y dificultando su tratamiento.
  • Factores circulatorios: Una mala circulación sanguínea puede contribuir a la acumulación de líquidos y toxinas en el tejido adiposo, lo que empeora la celulitis. Mantenerse activo, evitar estar de pie o sentado durante períodos prolongados y usar prendas de compresión puede mejorar la circulación sanguínea.

La celulitis se clasifica en diferentes tipos y grados, según su apariencia y causa:

  • Tipos: Se identifican mediante la observación clínica y la palpación.

    • Celulitis Edematosa: Caracterizada por la retención de líquidos y problemas vasculares o de retorno venoso.
    • Celulitis Fibrosa: Se caracteriza por una acumulación de tejido fibroso debajo de la piel, que resulta en una piel dura y compacta debido a la sobreacumulación de colágeno.
    • Celulitis Flácida: Se relaciona con la pérdida de tono de la piel, común en edades avanzadas o en personas con poca masa muscular.
    • Celulitis Adiposa: Relacionada con el exceso de grasa en la zona afectada.

  • Grados: Ayudan a determinar la severidad de la celulitis.

    • Grado 1: Leve, solo visible al pellizcar la piel, sin apariencia de hoyuelos o piel de naranja.
    • Grado 2: Evidente sin necesidad de pellizcar la piel. Puede mostrar una apariencia de hoyuelos o piel de naranja al estar de pie o sentado, no al acostarse.
    • Grado 3: Aspecto irregular, visible sin presionar y con cambios de temperatura local. Se observa de pie y levemente al estar acostado.
    • Grado 4: Más pronunciada, puede causar molestias como sensibilidad o dolor al tacto. La apariencia de hoyuelos o piel de naranja es muy evidente, incluso cuando se está acostado.

Es esencial clasificar e identificar correctamente la celulitis al buscar tratamiento. Más allá de ser un problema estético, es importante comprender que la piel está experimentando una condición de salud que puede empeorar con el tiempo si no se aborda adecuadamente.

En Salud Ü Fitness ofrecemos evaluaciones personalizadas para identificar el mejor enfoque de tratamiento para tu caso específico. ¡Consulta con nosotros hoy mismo y da el primer paso hacia una piel más saludable!